sábado, 3 de mayo de 2008

Poemas

Amelia Lapeyrière
ATADURAS INVISIBLES

Y con la imprecisión
de contemplar
buscando la otra idea,
la de otro ser
que se asemeje,
el pensamiento puede unir
las vidas
en el expectante silencio
de la mente.

Retornar de una incertidumbre,
hacer una realidad posible,
un puente
para unir orillas
aunque distantes,
propensas
al acercamiento
y señalar el fin
de lo impreciso.

El pensamiento vence
los umbrales
y establece ataduras invisibles,
resistentes
al rigor
de la materia.

de "Unánime latido" (Ed. Nubla, Buenos Aires, 1998)
_________________________________________________

Gustavo Tisocco









Yo que nací acunado por Apolo mientras Afrodita disipaba
mis primeros gemidos,
que fui de todos los cosmos una
constelación, río de agua clara, erupción y volcán.
Que corrí entre alfombras bordadas en perlas, que divisé
todo el horizonte que
siempre fue mío, que amotiné pavos
reales para estar cerca de la belleza. Que jamás sucumbí al
vino traicionero ni me dejé llevar por tesoros ofrendados.
Yo que traspasé la barrera del infierno y sucumbí al olvido
de los Dioses. Yo el amado por tantos hombres en celo, tuve
tantas bocas como estrellas en mis ojos, tuve manjares,
abanicos en mi rostro, retratos en mis paredes.
Por mí guerras y fronteras afloraron al mundo. Hubo altares,
sacrificios, ceremonias y sumisos duendes. Por amarme
muchos fueron incinerados y aún así me sueñan cada noche
tantos brazos.
Yo que tengo la palabra precisa, el acorde certero, la mano
tersa, que transito pasillos espejados y suspiro jardines
perfumados, yo me pregunto desde siempre:

¿Cómo será vivir en un hueco?


de "Paisaje de adentro"
_________________________________________________

Alina Diaconú


CINTA DE MOEBIUS

Como la hormiga
en su ingenua
perplejidad,
vamos recorriendo
las dos caras
del mismo camino
para siempre,
ese camino
espiralado,
ondulante
del doblez
que nos da vuelta
sin saberlo,
hasta el infinito
andar
que se pierde
en el Tiempo.
Pasamos de una
cara a la otra,
de una superficie
a otra,
de un plano
a otro.

Y, sin embargo,
eternamente
estaremos en la misma
senda,
sin comienzo
ni fin,
cruzada en un punto
exacto
por la mano
de Dios,
del Karma
o del Destino.
No importa el nombre
del que desvía
las faces de la cinta
con una vuelta,
un giro leve,
apenas significativo
en apariencias.
Y, no obstante,
Allí está la clave
de lo que será
y de lo que seremos.
Como la hormiga
autómata,
recorriendo
el extraño camino
sin final.

de "Poemas del silencio", (Lumiere, Buenos Aires, 2007)

De esta poesía dijo Rodolfo Modern: “Con ademán recatado,
austeridad expresiva y penetración intelectual que huye del
rebuscamiento o la ininteligibilidad, Diaconú se hunde en el
misterio de la existencia.” Y según Jorge Ariel Madrazo:
“Para el lector avisado, hay aquí múltiples chispazos de
de asombro y frescura poéticos, destellando en el seno de

textos di rectos, austeros. Se percibe la cualidad de descubrir
lo epifánico que palpita en los sucesos cotidianos... Resuenan
aquí el recato, la sinceridad con la propia voz y la noble
tensión espiritual.”
_______________________________________


Alicia Régoli de Mullen

Infierno circular


Lo echaron en un amplio aposento que no tenía
aberturas, ni siquiera aquélla por donde lo
habían echado.
Gritó y no escuchó su grito. Tanteó
desesperadamente la oscuridad y supo que el
mundo había quedado afuera. Comprendió que
la pena del condenado era la ausencia de eco, la
irreversible soledad.
Entonces, fue sumergido en el corazón de la
muchedumbre y el latido, hecho de dolorosa
proximidad y de alientos mezclados, estremecía
rítmicamente la superficie de su piel. Comprendió
que la pena del condenado eran las múltiples
presencias sin rostro, identidad ni diálogo.
Entonces, cayó vertiginosamente en un pozo de
llamas que ardían sin destruir, garantizando la
eternidad del mal. Comprendió que la pena del
condenado era, al fin, el consabido fuego bíblico.
Entonces, sintió que se arrastraba sobre una
infinita llanura en la que el sol y la luna convivían.
Todos sus órganos se volvieron transparentes y
ajenos. Comprendió que la parte del condenado
era estar fuera del tiempo.
Entonces, fue llevado por un torbellino atroz
hasta el centro del universo. Cada planeta, cada
mínima estrella tenía un lugar, hasta los soles
apagados y los mundos increados lo tenían.
Comprendió que la pena del condenado era la
carencia de sitio en el espacio.
Entonces, lo echaron en un amplio aposento
que no tenía aberturas, ni siquiera aquélla por
donde lo habían echado.

De “La ciudad sumergida” (Ed. Guadalupe, Buenos Aires, 1987).
Obtuvo Mención en el Premio Nacional.

Dijo Antonio Requeni: “Este libro es una pieza maestra
de narrativa. Rebosa imaginación, capacidad fabuladora,
lirismo, sutileza, hondura y amenidad.... posee además la
sabiduría de los antiguos narradores que inventaban
historias para enseñar a vivir.”
____________________________________

Marta Rotonda








Paul Klee. Caminos.
Museum Ludwig, Colonia.



EL JUEGO DE LA MANCHA

¿De qué color serían
las manchas
que nos manchaban
en el juego de la mancha?
¿Del fruto de las moreras
violáceas de aquellos fríos
que en las tardes nos reunían...?
¿Rojizas del terracota
ladrillos del patio viejo
de la casa de la abuela...?
¿Verdes del pasto ultrajado
por zapatillas inquietas
que escapando de otras manchas,
también verdes se volvían...?
¿Marrón siena de la tierra
vecina del gallinero
tantas veces asaltado
en busca de huevos frescos...?
Manchas que sólo lavaban
las tardes con su llovizna
y había que estar adentro
entre tortas y visitas...
Pero ya salía el sol
y allá arriba se extendía
el arco que había robado
los colores a las niñas.
Por eso es que nunca supe
con qué color mancharía
el juego de aquella mancha
de la que todas
huíamos.
_________________________________










Agradezco a Susana Cattaneo, Susana Fernández Sachaos y
Yadi Henao, coordinadoras del Ciclo "Extranjera a la intemperie
2008", por presentarme como poeta invitada el 2 de abril, en el
primer encuentro del corriente año.


POEMA DE CRISTINA BERBARI TRADUÏT
AL CATALÀ PER PERE BESSÓ

ASTRES EN LA PARADOXA

Com sol
brilla l'Amat
amb llum pròpia

ella, la que estima
lluna en ombra

els extrems s'atrauen

es rebutgen

s'atrauen... es toquen

meravella del suplici
tantàlic movimentl

les partícul·les s'imanten
¿sol negre?
¿nit incandescent?

Enlluernadora
unió dels oposats

ASTROS EN LA PARADOJA

Como sol
brilla el amado
con luz propia

ella, la que ama
luna en sombra

los extremos se atraen
se rechazan
se atraen... se tocan

maravilla del suplicio
tantálico movimiento

las partículas se imantan
¿sol negro?
¿noche incandescente?

Deslumbrante
unión de los opuestos .

Agradezco a mis amgos: Pere Bessó por la traducción al
catalán valenciano y a Gus Tisocco por publicarlo en su blog
www.mispoetascontemporáneros.blogspot.com
_______________________________________






9 comentarios:

Gustavo Tisocco dijo...

Graias a ti Cristina, un abrazo Gus...

Dejistani Elisa dijo...

Imágenes de contundente belleza en tus versos querido Gus, como en cada entrega, expresas tu sensibilidad y tu talento. Felicitaciones y gracias a Cristina por su interesante blog y por la calidad de los textos.
un abrazo, Eli

Elisabet Cincotta dijo...

Leer nuevamente este poema de Gus es magia.
También he visitado el blog.
Y aquí estoy con el placer de la buena lectura.

Elisabet

Elisabet Cincotta dijo...

Perdón puse poema y no lo es, es prosa.
Elisabet

Maria Rosa dijo...

Tu palabra, siempre plena de belleza y significaciones profundas, invita al placer de la lectura y la relectura y siempre a descubrir nuevas experiencias poéticas. Cada vez que te leo, Gus, se renueva en mí esa pasión inagotable por lo poético.
Mil felicitaciones y gracias a Cristina por tan hermoso espacio.
Un abrazo muy grande para todos los hermanos en la poesía.
María Rosa León

ALICORA dijo...

Querido GUS, es una maravilla leerte y es un gozo para el alma cada poema tuyo. Besos de ALICORA

Traductora Escritora Marián Muiños dijo...

Muchísimas gracias a Gustavo Tisocco por compartir este blog de Cristina Berbari y permitirme apreciar la madura, cuidada, ejemplar poética que medra en Argentina. Me enorgullecerá difundirla en esta Galicia que me acoge desde hace siete años.
Todos los poemas que leí son únicos y merecerían un párrafo especial cada una. Felicitaciones a todos los atores!!!
Marián Muiños

La_Sonyadora dijo...

Te felicito...todo muy bonito. Buen blog.

Erika

princesa_bacana dijo...

Bellas tus letras, Gus. Tu pregunta incita a pensar. ¿Y por qué no pensar que en ese hueco está la felicidad?

Un placer pasear por las poesías de la página. Felicidades.

Patricia