viernes, 6 de mayo de 2016

42ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, Argentina 2016


Réplica de la habitación de Arlés (Francia) donde pasara sus últimos momentos el pintor neerlandés Vincent van Gogh. Stand de "La Nación".


Marta Rotonda  (29-4-2016)

     VI DOS SILLAS
     VACÍAS
     EN TU CUARTO Y ENTRÉ.
     ME SENTÉ A CONVERSAR CON TU ALMA
     EN ESE ESPLENDOR DE AMARILLOS
     Y TU AGOSTADO SOMBRERO
     Y TU VAJILLA ELEMENTAL
     E IMAGINÉ
     LOS NEGROS PÁJAROS
     DETENIDOS PARA SIEMPRE
     EN LA CABECERA
     DE TU CAMA.


     MARTA  ROTONDA

     BUENOS AIRES, ARGENTINA




Cristina Berbari (3-5-2016, foto: Víctor Berbari)


En el jardín de lo fragmentario

Como una cesta llena de pájaros
estalla el día:
amarillo hasta la exaltación
amarillo hasta que ardan los ojos.

Adivino a van Gogh
¡ah, divino van Gogh
hablando con los cuervos!


Cristina Berbari

(Del libro de poemas "Penúltimo portal)



Filete porteño de Fernando Vega




Fileteado del artista Fernando Vega para la revista "Fijando vértigos" (abril de 2016)

Feria Artesanal Manuel Belgrano
Barrio de Belgrano, Buenos Aires, Argentina



viernes, 26 de febrero de 2016

"Visión de la meretriz en las ficciones de García Márquez" de Norma Mazzei

"Visión de la meretriz en las ficciones de García Márquez" es un
concienzudo estudio encarado por Norma Mazzei desde la Filología, la
Filosofía de la Cultura. la Psicología Social, la Historia de la
Cultura y la Sociología, que implica además. un profundo conocimiento
de la obra del citado autor. Interpretamos en síntesis que sus
meretrices han devenido símbolo de la decadencia o de progreso de los
pueblos, en vergüenza de una sociedad o cuidadora de su equilibrio.
Este ensayo, junto a los otros que integran el volumen acreditan la
calidad de la autora en su condición de investigadora y de admiradora
de la literatura latinoamericana.


Prof. Marta Rotonda




Fragmento de la 1ª parte. I de “Visión de la meretriz en las ficciones de García Márquez” pp. 24 a 27.

El patriarca de la estirpe fundadora de Macondo, José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán, la mujer fuerte de la saga familiar, tienen como primogénito al “descomunal” José Arcadio; (Cien años de soledad, 1967). Este personaje destaca por sus atributos físicos de bien dotado y se cuenta que entre sus hazañas, después de huir tras los gitanos y recorrer mares infinitos, completamente tatuado regresa al terruño y se vuelve habitual frecuentador del “barrio de la tolerancia”. Según Úrsula –reflexión que hace, al deber encargarse de su tataranieta- las cuatro fatalidades que diezmaron a su familia fueron la guerra, los gallos de riña, las “empresas delirantes” y “las mujeres de mala vida”. Es decir, el tema se actualiza en diferentes episodios narrados. Sucede, por ejemplo, con la peregrina idea de José Arcadio Segundo –creativo como su bisabuelo- de encauzarle un rumbo nuevo al río, y para tal fin construye una curiosa balsa de troncos e inicia su aventura náutica, de la cual retorna gratamente acompañado. Fijémonos en la figuración de hipérbole que presenta el texto:

“Junto con él llegaba un grupo de matronas espléndidas que se protegían del sol
abrasante con vistosas sombrillas, y tenían en los hombros preciosos pañolones de seda, y ungüentos de colores en el rostro, y flores naturales en el cabello, y serpientes de oro en los brazos y diamantes en los dientes”.

Más adelante el narrador agrega: “lo único que quedó de aquella desventurada iniciativa fue el soplo de renovación que llevaron las matronas de Francia, cuyas artes magníficas cambiaron los métodos tradicionales del amor, y cuyo sentido del bienestar social arrasó con la anticuada tienda de Catarino (...) fueron ellas las promotoras de carnaval sangriento que durante tres días hundió a Macondo en el delirio”, (...).

En otras palabras, aquí son las mujeres del meretricio quienes propician mudanzas de las costumbres e incluso el progreso, ya que ellas dan a conocer el “gramófono de cilindros” que utilizaran para entretener a la clientela y acompasar los bailes, ...
...
Hacia el final de esta completísima historia, pasadas las lluvias interminables, los sucesivos decesos de los personajes, cuando Macondo empieza a desintegrarse porque la babélica torre del progreso se ha desmoronado, Aureliano Babilonia – el último de los Buendía – se pierde con Nigromante por las callejuelas del puerto, la descripción irrumpe en la narración con estos significativos toques: “yermos salones de baile adornados con piltrafas de guirnaldas, donde las macilentas y gordas viudas de nadie, las bisabuelas francesas y las matriarcas babilónicas continuaban esperando junto a las victrolas”.

Al ingresar a la ficción el autor como personaje ésta se pliega sobre la realidad; porque Gabriel con un puñados de amigos entre ello Aureliano, visita el infamado “burdel de las mentiras” que- por sentido metonímico, tras la tísico, se está refiriendo a la misma invención de Cien años de soledad novelizados, metáfora de la bárbara sociedad de Latinoamérica-. Análogamente, el burdel de animales o zoológico que va llevando la centenaria adivina Pilar Ternera, representa el caos de los reinos de la naturaleza y la vuelta al origen indiviso. Acabado el mundo de Macondo (la novela), desaparecida la estirpe primordial (los Buendía), se espera otro nuevo paraíso. 




martes, 29 de diciembre de 2015

Huellas a la mar 5 - Antología Literarte

El 4 de diciembre pasado, en el Honorable Consejo Deliberante de Vicente López, Salón de arte Guillermo Manson, se presentó la Antología "Huellas a la mar 5", dirigida por la poeta Graciela Diana Pucci, directora de Ediciones Literarte.

En ese acto se otorgaron los premios del 6° Certamen Internacional de Poesía y del 11er.
Concurso de relatos eróticos.
También fue entregada la distinción Zona de Arte al escritor y editor Luis Alberto García.


Carmen Membrilla Olea

Guadix-Granada, España


Siempre supo que en las inscripciones milenarias

podía leerse la urgencia del silencio.

Siempre supo que las lágrimas

acababan mezcladas con un tiempo de agua y de sal.

Siempre le plantó cara

a la arena y al olvido

al invierno y al desierto...

Sin embargo, nunca pudo descubrir

quién era el verdadero dueño de su sombra


Cecilia Ortiz

Buenos Aires, Argentina


Por el cauce de todas las sangres


Por el cauce de todas la sangres

                                   navega el tiempo

trae burbujas de memoria

                                   mira mis labriegas manos
en el instante

que las barreras sobran

y el minuto olvida surcos

hasta que el anochecer

                                   clausura

el eclipse de mis flores

                                   la voz descalza

                                   el grito sin ausencias.

Las horas se anudan

                                   para cubrirme

                                   con la piel de esta noche

y fugarme del mandato

                                    repetido en la lluvia


Regresaré a tiempo

para dibujar en el horizonte

                                    un río en el nuevo día.



Marta Rotonda

Buenos Aires, Argentina


La fuerza de la primavera


La vida empuja a ser vivida

y es fecunda a pesar de los inviernos.

 Feliz del que en septiembre

se abre al gozo de los aires

como un plumón recién nacido

ávido de azules...

 Feliz del que se afirma en la esperanza

y oye campanillas en la flor que estalla

en el horizonte joven.

 Bienaventurado el que corre a la montaña

para ver desperezarse las raíces

a través de las aguas

 y el que redescubre los rebaños al sol

en sus campos de nubes.

La primavera destruye la profecía de la espada

y en el bastón del hielo se alimenta el color,

cuando el corazón libera sus escarchas

y se tiñe de rojo la ilusión.



________

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Nuevas ediciones





Reflet de Lettres (Argentina) 

en co-edición con Alción Editora 
presenta 
el n° 32 de la Hablar de Poesía 
Qué importa la poesía de Ricardo H. Herrera,
primer título de la novísima colección de
 
libros de crítica y de creación poéticas

Cuadernos de Hablar de Poesía 

Reflet de Lettres (France) 

presenta 
dos nuevos títulos de su colección 
de libros bilingües de poesía argentina: 
En attendat le matin vert, de María Rosa Lojo 
y L´art de se taire, de Rodolfo Alonso 

Participarán en el acto los editores 
Bernardo Schiavetta y Juan Carlos Maldonado 
junto con María Rosa Lojo, Rodolfo Alonso, 
Ricardo H. Herrera y el poeta brasilero João Filho 

Hablar de Poesía, dirigida desde su creación en junio de 1999 por el poeta y crítico Ricardo H. Herrera, es una de las revistas literarias más antiguas y prestigiosas de Argentina. Junto con Alción editora (Córdoba, Argentina) de Juan Carlos Maldonado, Reflet de Lettres la co-edita a partir de este año, y ambas editoras lanzan conjuntamente la colección de libros de ensayos y de traducciones
Cuadernos de Hablar de poesía
Hablar de poesía [parler de poésie] est une revue semestrielle parmi les plus anciennes et les plus prestigieuses d'Argentine. Elle se trouve sous la direction de Ricardo H. Herrera depuis sa création en juin 1999. À partir de son numéro 31 (juillet 2015), en partenariat Alción Editora de Juan Carlos Maldonado, Reflet de Lettres co-édite (en espagnol) et la revue et une nouvelle collection de livres
Cuadernos de Hablar de poesía



REYNALDO GARCÍA BLANCO, poeta cubano

REYNALDO GARCÍA BLANCO: “SOY UN SIMPLE HACEDOR DE PALABRAS”




Detalles
Categoría: Especiales
Publicado el Sábado, 14 Noviembre 2015 00:33
Escrito por M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón
Visto: 218
Reynaldo García Blanco, Premio Emilio Ballagas 2015
Hace varios años, en el Centro del Libro y la Literatura en esta ciudad, directivos de la entidad comentaban elogiosamente, sobre la creatividad del poeta Reynaldo García Blanco, y aseguraban que ocuparía un lugar especial en el quehacer literario de la cuna de José María Heredia.

Volvieron los recuerdos de aquella conversación cuando hace unos días conocimos que García Blanco había obtenido en Camagüey, el Premio Nacional Emilio Ballagas, en la edición 21 del certamen que celebró el aniversario 107 del natalicio del bardo y ensayista camagüeyano.

Reynaldo, espirituano residente en Santiago de Cuba hace un cuarto de siglo, ganó en la tierra de los tinajones con el cuaderno“Año Sabático”.

El jurado, que estuvo integrado por Rito Ramón Aroche, como presidente, y Carlos Esquivel Guerra y José Emilio Hernández,decidió en forma unánime para otorgarle el éxito a García Blanco, y sobre la obra ganadora apuntó en el acta: Por su capacidad comunicativa, la coherencia interna del cuaderno y la sugerencia y plasticidad de sus imágenes. “Año Sabático” llegó al concurso bajo el seudónimo Jácome Milanés.

Pero ahora, el escenario es en el reparto Abel Santamaría, en las afueras de la ciudad y en medio de un apartamento literalmente abarrotado de libros, donde hay un aparte especial con textos autografiados: Eliseo Diego, Marino Wilson Jay, León Estrada, Oscar Cruz, Javier Mora… Al lado, ejemplares de la mítica revista Orígenes o una lujosa antología deLa poesía albanesa hoy. Fluyen las palabras de Rey, y para matizar el café tan oportuno, ningún fondo mejor que la voz y la música legendaria de John Lennon.

Acabas de obtener el Premio Nacional de Poesía Emilio Ballagas y tienes otros importantes lauros a tu haber. ¿Qué significan en tu carrera literaria estos galardones?

En los tiempos que corren los concursos literarios tienen una impronta económica y efímera. Hoy eres noticia, mañana no. Unos significan la publicación inmediata del libro que de otra manera no sería. Otras veces es un modo de hacer saber que estás ahí, que no te has retirado del ruedo. Los premios literarios no hacen al escritor. Lo configuran un poco pero no más. En los talleres pongo los ejemplos de Martí y Lezama que nunca ganaron ningún concurso y ahí están.

Llevas décadas junto a la poesía. A ver: muchos lectores se quejan de que no entienden a la nueva hornada de poetas. ¿A qué se debe esto?

Hay un grupo interesante de poetas, donde se incluyen santiagueros, que se vienen concentrando en el lenguaje del poema e intentan establecer nuevas maneras de interactuar con el lector. Muchas de estas rupturas en el lenguaje no siempre son comprendidas o asimiladas. Exigen del lector-receptor una actitud menos pasiva. Esto genera cierta incomodidad o fastidio. Pero así es la literatura. Como ya dije en otro momento, se trata de gente joven haciendo revistas, traducciones. Ganando premios que no lo son todo pero es una manera de marcar terreno y hacerse ver y notar. Ya la rueda de la historia se encargará de pasar la cuenta a ellos… y a mí.

¿Sigues abordando los mismos temas de siempre? ¿Tienes alguna insatisfacción?

He afirmado en otras entrevistas que siempre estoy escribiendo el mismo texto. Intento apresar la cotidianidad, la dinámica del país. Aunque hay hechos que superan para mí el acto poético. Por ejemplo, me hubiera gustado escribir algo sobre la ya desaparecida y mítica librería Renacimiento. Un verdadero espacio de encuentro cultural que fue borrado de un plumazo. Pero no he podido escribir sobre eso. Tal vez en otra resurrección sea. Aunque en realidad es posible que el poema lo escriba para censurar a quienes permitieron esa barbaridad.

Háblame del cuaderno…

“Año Sabático” es un poemario que yo comienzo a escribir hace aproximadamente tres años, inmediatamente que yo abandono el Centro de Promoción Literaria “Soler Puig”. Es una especie de ejercicio que me tomé, precisamente como la gente hace eso de tomarse un año sabático para hacer una investigación determinada, yo me lo tomé para escribir ese libro, en el que de algún modo intento abordar la cotidianidad… es una especie de medida, de toma de conciencia de lo que está sucediendo en el país… las cosas más inmediatas y entonces tratar de convertirlas en un acto poético.

¿Qué es lo más reciente hecho por ti?

El último libro lo publicó Ediciones Matanzas y se titulaOtros campos de belleza armada. Fue Premio Milanés el año pasado.

¿Cuándo y cómo llegaste a Santiago de Cuba?

Yo estuve por primera vez aquí, invitado por León Estrada y otros poetas que prepararon un festival de poesía en septiembre de 1987, y fue mi primera estancia en Santiago de Cuba.

Luego, causas y azares me trajeron de regreso y ya llevo más de 25 años viviendo aquí. Desde entonces, he tratado de estar en lo más inmediato de la literatura en Santiago; trabajé en la Casa Heredia, en el proyecto Calle Heredia, en el Centro de Promoción Literaria Soler Puig, y también en la radio donde actualmente me mantengo como escritor radial.

¿Y Sancti Spíritus?

Allá viví 28 años y sin lugar a dudas mantengo muchos vasos comunicantes con la ciudad, con la provincia, y contactos casi a diario con escritores y el mundo intelectual de allí donde siempre soy invitado. Ahora a finales de noviembre voy a estar participando en la Jornada de la Poesía Espirituana, de la cual soy uno de los fundadores. Voy a presentar libros de Ediciones Santiago, de la Editorial Oriente… siempre tratando de mantener esa relación poética en la urbe donde residí tantos años.

¿Siempre la poesía?

Sí, siempre hice poesía, y algunos intentos de ensayo, de crítica literaria… en Sancti Spíritus.

Proyectos inmediatos

Bueno, acabo de terminar dos poemarios, que estoy como podándolos. Uno se titulaEl Cansancio, y el otro se llamaParteaguas. Poesía y mecánica. Son los dos proyectos en que estoy trabajando, dándole cuerpo, tratando de ubicarlos en algún concurso… en alguna editorial.   

Cae la tarde en el sector Micro 2, del Centro Urbano Abel Santamaría. Lennon sigue cantando y de contrafondo un centenar de libros parece enaltecer al poeta al que pregunto a modo de despedida: ¿Quién es Reynaldo García Blanco? Y en un tono bajo, como para que nadie lo escuche dice:

“Soy un simple hacedor de palabras.”

BREVE FICHA DE REYNALDO

Nació el 13 de abril de 1962 en Yaguajay, Sancti Spíritus, en el centro de Cuba. Reside en la oriental ciudad Santiago de Cuba. Es poeta, ensayista, y promotor de varios espacios dedicados a la poesía y la literatura. Escribe para espacios radiales.

Fue coordinador del Centro de Promoción Literaria José Soler Puig y actualmente coordina el Taller LiterarioAula de Poesía, ambos en la ciudad santiaguera. Pertenece al consejo editorial de las revistas "SIC" y "El Caserón"; y escribe los espacios Andar la librería y Comentarios de Super Show para CMKC Radio Revolución (Santiago de Cuba). Es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), del Movimiento de Poetas del Mundo, y es Miembro de Honor de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Ha publicado, entre otros, los poemarios: Larguísimo elogio, 1990, Ediciones Vigía, colección del San Juan.Textos para elogiar a la novia y al país, 1991, Ediciones Luminaria, colección La Verja.

Advertencias (in)fieles para escuchar el pájaro de fuego de Stravinsky, 1992, Centro Provincial del Libro y la Literatura, y Editorial Oriente.Perros blancos de la aurora,1994, Editorial Oriente.Abaixar las velas, 1994, Editorial Oriente, y Pinos Nuevos. Editorial Letras Cubanas.Adiós naves de Tarsis(Ediciones Vigía, 1995); Reverso de foto & Dossier, 2000, Casa Editora Abril.

Artefactos(Oficina del Conservador de la Ciudad, 2001).Instrucciones para matar a un colibrí, Ediciones Santiago, 2002 y España, Diputación de Córdoba-Ediciones Unión, 2004).Acotaciones al libro de las horas muertas de Europa(Atlanta, Estados Unidos, Ediciones Kairós, 2003, con Rubén Fernando Alonso y Manuel Sosa).País de hojaldre, 2004, Editorial Letras Cubanas.Campos de belleza armada, 2007, Ediciones Unión.Opus ciudad( Ediciones Vigía, 2013).Otros campos de belleza armada, 2014. Ediciones Matanzas.

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

Ha obtenido diversos premios y reconocmientos, entre los que se destacan el Premio José María Heredia, de poesía; el América Bobia, Pinos Nuevos, Calendario, La Gaceta de Cuba; ostenta la Placa Heredia y la Distinción por la Cultura Nacional.