viernes, 20 de junio de 2008

Fernando Pessoa

A 120 años del nacimiento del poeta portugués
—13 de junio de 1888—
nos adherimos al homenaje que el poeta y editor brasileño,
Carlos Machado, ha hecho en su página poesia.net a Pessoa
y a sus heterónimos, con las traducciones al español de los
respectivos poemas.


“Tenho mais almas que uma”
Fernando Pessoa




[O QUE ME DÓI NÃO É]



O que me dói não é

O que há no coração
Mas essas coisas lindas
Que nunca existirão...


São as formas sem forma
Que passam sem que a dor

As possa conhecer
Ou as sonhar o amor.


São como se a tristeza
Fosse árvore e, uma a uma,
Caíssem suas folhas
Entre o vestígio e a bruma.


5/9/1933

Fernando Pessoa (estátua em Lisboa, no Chiado)


Alberto Caeiro

O GUARDADOR DE REBANHOSI


Eu nunca guardei rebanhos,
Minha alma é como um pastor,
Conhece o vento e o sol
E anda pela mão das Estações
A seguir e a olhar.
Toda a paz da Natureza sem gente
Vem sentar-se a meu lado.
Mas eu fico triste como um pôr de sol
Para a nossa imaginação,
Quando esfria no fundo da planície
E se sente a noite entrada
Como uma borboleta pela janela

Mas a minha tristeza é sossego
Porque é natural e justa
E é o que deve estar na alma
Quando já pensa que existe
E as mãos colhem flores sem ela dar por isso.


Como um ruído de chocalhos
Para além da curva da estrada,
Os meus pensamentos são contentes.
Só tenho pena de saber que eles são contentes,
Porque, se o não soubesse,
Em vez de serem contentes e tristes,
Seriam alegres e contentes.

Pensar incomoda como andar à chuva
Quando o vento cresce e parece que chove mais.

Não tenho ambições nem desejos
Ser poeta não é uma ambição minha
É a minha maneira de estar sozinho.(...)


8/3/1914






EL CUIDADOR DE REBAÑOS


Yo nunca cuidé rebaños,
Pero es como si los cuidase.
Mi alma es como un pastor,
Conoce el viento y el sol
Y anda de la mano de las Estaciones
Siguiendo y mirando.
Toda la paz de la naturaleza a solas
Viene a sentarse a mi lado.
Pero yo sigo triste como un crepúsculo
Para nuestra imaginación,
Cuando hace frío en el fondo del llano
Y se siente que la noche ha entrado
Como una mariposa por la ventana.


Pero mi tristeza es sosiego
Porque es natural y justa
Y es lo que debe haber en el alma
Cuando piensa que existe
Y las manos recogen flores sin que ella se dé cuenta.



Con un ruido de cencerros
Más allá de la curva del camino,
Mis pensamientos están contentos,
Sòlo tengo pena de saber que están contentos,
Porque, si no lo supiese,
En lugar de estar contentos y tristes,
Estarían alegres y contentos.


Pensar incomoda como andar bajo la lluvia
Cuando el viento crece y parece que llueve más.


No tengo ambiciones ni deseos.
Ser poeta no es una ambición mía.
Es mi manera de estar solo.
(...)



(traducción: Rodolfo Alonso)

Retrato de Fernando Pessoa, por Almada Negreiros



Ricardo Reis

[VEM SENTAR-TE COMIGO, LÍDIA]

Vem sentar-te comigo, Lídia, à beira do rio.

Sossegadamente fitemos o seu curso e aprendamos
Que a vida passa, e não estamos de mãos enlaçadas.
(Enlacemos as mãos.)


Depois pensemos, crianças adultas, que a vida
Passa e não fica, nada deixa e nunca regressa,
Vai para um mar muito longe, para ao pé do Fado,
Mais longe que os deuses.


Desenlacemos as mãos, porque não vale a pena cansarmo-nos.
Quer gozemos, quer não gozemos, passamos como o rio.
Mais vale saber passar silenciosamente
E sem desassossegos grandes.


Sem amores, nem ódios, nem paixões que levantam a voz,
Nem invejas que dão movimento demais aos olhos,
Nem cuidados, porque se os tivesse o rio sempre correria,
E sempre iria ter ao mar.


Amemo-nos tranquilamente, pensando que podíamos,
Se quiséssemos, trocar beijos e abraços e carícias,
Mas que mais vale estarmos sentados ao pé um do outro
Ouvindo correr o rio e vendo-o.


Colhamos flores, pega tu nelas e deixa-as
No colo, e que o seu perfume suavize o momento —
Este momento em que sossegadamente não cremos em nada,
Pagãos inocentes da decadência.


Ao menos, se for sombra antes, lembrar-te-ás de mim depois
Sem que a minha lembrança te arda ou te fira ou te mova,
Porque nunca enlaçamos as mãos, nem nos beijamos
Nem fomos mais do que crianças.


E se antes do que eu levares o óbolo ao barqueiro sombrio,
Eu nada terei que sofrer ao lembrar-me de ti.
Ser-me-ás suave à memória lembrando-te assim — à beira-rio,
Pagã triste e com flores no regaço.


12/06/1914



Ven a sentarte conmigo, Lidia...


Ven a sentarte conmigo, Lidia, a la orilla del río.
Contemplemos en sosiego su curso y aprendamos
que la vida pasa, y no estamos con las manos enlazadas.
(Enlacemos las manos.)



Pensemos luego, niños adultos, que la vida
pasa y no se queda, nada deja y nunca regresa,
va hacia un mar lejano, junto al Hado,
más lejos que los dioses.



Desenlacemos las manos, porque no vale la pena que nos
cansemos,
Tanto si gozamos como si no, pasamos como el río.
Mejor saber pasar en silencio
y sin desasosiegos grandes.



Sin amores, ni odios, ni pasiones que levantan la voz,
ni envidias que dan movimiento de más a los ojos,
ni cuidados, porque si los tuviese el río siempre correría,
y siempre iría a dar al mar.



Amémonos tranquilamente, pensando que podríamos,
si quisiéramos, cambiar besos y abrazos y caricias,
pero que más vale estar sentados el uno junto al otro
oyendo correr el río y viéndolo.



Cojamos flores, cógelas tú y déjalas
en tu pecho, y que su perfume suavice el momento,
este momento en que sosegadamente no creemos en nada,
paganos inocentes de la decadencia.



Al menos, ni soy sombra antes, de mí te acordarás después,
sin que mi recuerdo te queme o te hiera o te mueva,
porque nunca enlazamos las manos, ni nos besamos,
ni fuimos más que niños.



Y si antes que to llevas el óbolo al barquero sombríko,
yo nada tendré que sufrir al recordarte.
Suave me serás a la memoria recordándote así —junto al río,
pagana triste y con flores en el regazo.



(traducción: Ángel Campos Pámpano)
_________________________________________________


Álvaro de Campos


LISBON REVISITED (1923)


Não: não quero nada.
Já disse que não quero nada.


Não me venham com conclusões!
A única conclusão é morrer.


Não me tragam estéticas!
Não me falem em moral!
Tirem-me daqui a metafísica!
Não me apregoem sistemas completos,
não me enfileirem conquistas
Das ciências (das ciências, Deus meu, das ciências!) —
Das ciências, das artes, da civilização moderna!

Que mal fiz eu aos deuses todos?


Se têm a verdade, guardem-na!


Sou um técnico, mas tenho técnica só dentro da técnica.
Fora disso sou doido, com todo o direito a sê-lo.
Com todo o direito a sê-lo, ouviram?


Não me macem, por amor de Deus!


Queriam-me casado, fútil, quotidiano e tributável?
Queriam-me o contrário disto, o contrário de qualquer coisa?
Se eu fosse outra pessoa, fazia-lhes, a todos, a vontade.
Assim, como sou, tenham paciência!
Vão para o diabo sem mim,
Ou deixem-me ir sozinho para o diabo!
Para que havemos de ir juntos?


Não me peguem no braço!
Não gosto que me peguem no braço.
Quero ser sozinho. Já disse que sou sozinho!
Ah, que maçada quererem que eu seja da companhia!

Ó céu azul — o mesmo da minha infância —
Eterna verdade vazia e perfeita! Ó macio
Tejo ancestral e mudo,
Pequena verdade onde o céu se reflete!
Ó mágoa revisitada, Lisboa de outrora de hoje!
Nada me dais, nada me tirais, nada sois que eu me sinta.


Deixem-me em paz! Não tardo, que eu nunca tardo...
E enquanto tarda o Abismo e o Silêncio quero estar sozinho!






LISBON REVISITED (1923)



No: no quiero nada.
Ya dije que no quiero nada.



¡No me vengan con conclusiones!
La única conclusión es morir.



¡No me traigan estéticas!
¡No me hablen de moral!
¡Sáquenme de aquí la metafísica!
¡No me pregonen sistemas completos, no me alineen
conquistas
De las ciencias (¡de las ciencias, Dios mío, de las ciencias!)
De las ciencias, de las artes, de la civilización moderna!


¿Qué mal hice yo a los dioses todos?



Si tienen la verdad, ¡guárdensela!



Soy un técnico, pero tengo técnica sólo dentro de la técnica.
Fuera de eso soy loco, con todo el derecho de serlo.
Con todo el derecho de hacerlo, ¡oyeron?


¡No me fastidien, por amor de Dios!


¿Me querían casado, fútil, contribuyente y cotidiano?
¿Me querían lo contrario de esto, lo contrario de cualquier
cosa?
Si yo fuese otra persona, les daría, a todos, el gusto.,
¿Así, como soy, tengan paciencia!
¡Váyanse al diablo sin mí
O déjenme ir al diablo solo!
¿Para qué hemos de ir juntos?



¡No me toquen en el brazo!
Me molesta que me toquen en el brazo. Quiero estar solo.
¡Ya dije que estoy solo!
¡Ah, qué importuno querer que yo tenga compañía!



¡Oh cielo azul! —el mismo de mi infancia—,
¡Eterna verdad vacía y perfecta!
¡Oh suave Tajo ancestral y mudo,
Pequeña verdad donde el cielo se refleja!
¡Oh pena revisitada, Lisboa de antes de hoy!
Nada me dais, nada me quitáis, nada sois que yo me sienta.



¡Déjenme en paz! No tardo, que yo nunca tardo...
¡Y en tanto tarda el Abismo y el Silencio quiero estar solo!



(traducción: Rodolfo Alonso)
_________________________________________________


[O BINÔMIO DE NEWTON]


O binômio de Newton é tão belo como a Vênus de Milo.
O que há é pouca gente para dar por isso.


óóóó--- óóóóóó óóó--- óóóóóóó óóóó óóóó


(O vento lá fora.)



El binomio de Newton...


El binomio de Newton es tan bello como la Venus de Milo.
Lo que hay es poca gente que se dé cuenta de ello.



óóóó-óóóó óóóóó-óóóóóóóóóóóóóóó



(El viento allá afuera)



(Traducción: Rodolfo Alonso)


_________________________________________
el mundo.es
Viernes 13 de junio de 2008

EL ‘CASO PESSOA’ SIGUE ABIERTO

A 120 años de su nacimiento siguen apareciendo inéditos; mientras su familia anuncia que subastará 800 manuscritos

MATÍAS NÉSPOLO

No publicó en vida un sólo libro. Apenas un puñado de poemas y ensayos desperdigados en efímeras revistas literarias de vanguardia. Tradujo cartas comerciales para varias empresas lisboe­tas y completó una vida anodina, aparentemente mediocre. Pero al morir dejó «un baúl lleno de gen­te», según las palabras de un asom­brado Antonio Tabucchi. Hoy, la obra de Fernando Pessoa (1888­-1935) se lee y se estudia como un sistema literario autónomo, fruto no de un autor en singular sino de una legión de poetas, ensayistas y pensadores: sus célebres heteróni­mas. Y el siempre polémico crítico norteamericano Harold Bloom los señala, junto con Neruda, como el más grande e influyente poeta del siglo XX.

A 120 años de su nacimiento, aniversario que se celebra hoy en Lisboa, sus obras completas y defi­nitivas están cada vez más lejos. «Estamos construyendo la obra completa, pero la definitiva nunca llegará», dice el profesor colombia­no Jerónimo Pizarro Jaramillo, ca­tedrático de Harvard, miembro del Equipo Pessoa contratado por el Gobierno portugués hace ya dos décadas, y organizador de las ac­tuales jornadas O Guardador de Papéis, que reúne a los principales estudiosos del poeta luso en la Ca­sa Fernando Pessoa de Lisboa has­ta el 2 de julio próximo.

«Estamos a mitad del proceso, habrá sorpresas de Pessoa en los próximos 30 o 40 años», vaticina Pizarro. Y la razón es sencilla: «Se trata de un archivo gigantesco que llega a agobiar porque es incon­mensurable». De ahí que día sí y día también aparezcan inéditos, como el poema adjudicado por los especialistas al heterónimo Alberto Caeiro, hallado el 30 de abril pasa­do en los márgenes de un libro de Pessoa. Y a cada nueva reedición de su obrase añaden páginas o, co­mo dice Pizarra, «piezas del rom­pecabezas». Sin contar con libros enteras, proyectados por Pessoa, pero jamás publicados, como la se­rie policial Quaresma descifrador o el último Escritos sobre genio y lo­cura, cuya versión en español pro­yecta publicar Acantilado, con la traducción de Pizarro.

El baúl que amedrentó a Ta­bucchi parece no tener fondo. Se trata de 27.000 documentos adquiri­dos por la Biblioteca Nacional de Lisboa a la familia Pessoa en 1979. Pero ahí no acaba la historia porque cerca de un 10% de toda su obra aún permanece en manos de sus here­deros, «cerca de 2.300 documentos, entre manuscritos cartas y fotogra­fías», puntualiza Pizarro. Una brevísima parte de ellos salió a subasta durante 2007 en dos ocasiones. Legado que fue a parar «fundamentalmente, pero no completa­mente» a los archivos de la Biblio ­teca Nacional.

La polémica ahora está servida con el anuncio de la familia Pessoa de subastar en octubre próximo «cerca de 700 papeles, 30 libros y re­vistas de la biblioteca privada del poeta», informa Pizarro. «Puede pa­sar cualquier cosa», alerta el espe­cialista, porque el Estado portugués «aún no inició acciones legales» ni manifestó su decisión de pujar.

Entre ese fondo documental que podría pasar a manos privadas y, por consiguiente, ir a parar al ex­tranjero, destaca «el llamado dos­sier Pessoa-Crowley», apunta Piza­rro. Se trata de un paquete de co­rrespondencia entre el poeta y el ocultista inglés Aleister Crowley, entre 1929 y 1930 junto con cartas astrales y papeles relacionados al encuentro entre los dos persona­jes. Pero también el lote a subasta contiene «prosa narrativa sin clasi­ficar y el inicio de una novela poli­cial basada en el suicidio de Crowley datada en septiembre de 1930», dice Pizarro.

Sin embargo, el colombiano re­chaza un eventual «escenario apoca­líptico» aun imaginando que buena parte de ese legado pase a manos privadas. Y la causa es sencilla: «Yo he digitalizado todo el material que aún permanece en manos de la fa­milia Pessoa», aclara. Su intención y proyecto es colgarlo en un site público «al que tengan acceso todos los estudiosos de Pessoa desde cual­quier parte del mundo». Aunque aún queda por definir si esa futura web dependerá de la biblioteca Na ­cional de Lisboa o de un centro de investigación pessoano.

Publicado en AR Nª 1635, EUPV Mislata, el 19 junio 2008
EU3@mislata.es

1 comentario:

Ulysses dijo...

precioso y magnifico homenaje.

Saludos