viernes, 7 de mayo de 2010

Cuéntame un cuento de Elsa Copati




I
(fragmento)

amor /
dicen que en algún lugar lejano / un viejo poeta
ciego / que hizo universos de bibliotecas
llora / por / bagdad / en / llamas
scheherezada lo reconoce y / al oído / le
cuenta nuevos cuentos / para paliar su dolor de
niño perdido entre neblinas


pobres todos / amor / entre hombresbombas que se
inmolan e inmolan a otros / víctimas y verdugos
temblor / miedo / escalofríos
/ un sol intenso ciega aún más la ceguera
/ no hay donde mirar
ni flores / ni agua / sólo arena y sol y sed
y un algo de música pop resonando / aún / en los oídos
ya basta / negro sol / astro indómito
que oscureces / la visión / astro
incandescente que deshollas nuestros cuerpos / amor
todo es una nada / en irak la tierra misma es nada
/ la nada es más profunda
descender a los infiernos / resucitar de entre los
muertos / los tantos muertos / tantos
darse cuenta / darse cuenta / darse cuenta
de /no haber sido sino
bombas / humanas / se /despedazan / y / nos / despedazan
luto / luto en las almas y en los vestidos de las
mujeres / y no hay dónde / amor / no
hay / el prodigio
de las noches estrelladas se ha desintegrado / solo
sólo / soledad / cerebros / mentes
/ irradian tenebrosas formas / calcina el sol / y
/ calcina el fuego en las calles
derrumbes / gritos / mujeres hombres niños huyen
hacia ninguna parte /y nosotros
los pobres / los anclados en el desierto / los
enviados por la gracia para / harapos
somos harapos chamuscados / y los ojos
esos ojos que odian / que saben / más
por eso estallan y hacen estallar todo / todo se ha
perdido en irak / pobre irak y pobres nosotros
¿y nebraska / amor? / todo era intenso azul / allá
/ sus noches
/ su música



amor
un poeta ciego de algún lugar lejano / está llorando / dicen la biblioteca cayó en pedazos / los libros son hoguera y él / su fantasma / se
pasea y llora
por su universo perdido / scheherezada le cuenta historias / para que su dolor se mitigue
pobres todos / amor ellos / nosotros / los suicidas que se inmolan e inmolan en nombre de lo superior / miedo / sudor fuego / sol intenso / ceguera / no
sed / llamas / más ceguera la piel reseca arde / el fragor nos desholla hierven nuestros ojos / odio / hastío / todo es nada / pero bagdad es nuestra y por salvarla estamos / cenizas humeantes cuerpos mutilados / restos / escombros ¿para qué? / ¿quiénes son y qué quieren? / irak se ha vuelto un vacío
darse cuenta / darse cuenta de despedazamiento / luto / luto
en las almas y en las harapientas ropas / y no hay qué
amor / ni dónde
¿recuerdas nuestra casa / amor / en bagdad? / todo era intenso azul allá y parecía eterno / ¿y el único? / ¿dónde está? / yacemos aquí / abandonados de su bondad / ¿todo debe ser
ira por? / huye / huye con los niños al desierto
aquí / inertes en bagdad / la maravillosa
trizas trizas trozos trozos / nada es en / el cielo
es una mancha oscura / sólo una mancha que nos
cobija / ¿oyes la música / amor?
¿nuestra música en la mezquita? / ¿has encontrado un
lugar dónde? / comen nuestros niños?
¿duermen todos? / yo no
amor / en la prisión de abu ghraib no hay lugar para el sueño / nos hemos desintegrado / los
salvadores / todo es un lamento / ni rezar por la gloria de / ni eso / sólo ignominia vejaciones / de quienes ni saben para / se ensañan / mancillan nuestros cuerpos / se mofan de nuestra / cultura / insomnio / dolor herrumbre del tiempo / oh irak por tu gloria perecemos / humillados y nuestras luchas / sunnitas / chiítas
matando / matándolos / muriendo / odio siempre / por qué tanto horror por
insomnio / páramo / amor

/scheherezada / qué haces / deja ya al poeta ciego
alúmbrame con tu voz
cuéntame un cuento para poder dormir


(Nota: En el original el texto no lleva barras sino espaciados que no son admitidos por el diseño del blog.)

Apreciada poeta Elsa Copati:
te escribo para agradecerte los buenos momentos de lectura que me provocó tu CUENTAME UN CUENTO, que tuviste la amabilidad de enviarme hace poco. Tengo la costumbre de hacer varias lecturas de un mismo libro antes de opinar cabalmente sobre él. Ciertamente tu poemario me ha gustado mucho, no sólo por el placer emocional -el primero que experimentamos ante una buena obra- sino también por lo que me permitieron apreciar de él, más detalladamente, las lecturas posteriores.
Me encontré nuevamente (te tengo leída, Copati) con un lenguaje bien trabajado -a buril, como decía hace décadas el hoy olvidado Vicente Barbieri- pero donde la metáfora y la imagen no son adornos inútiles, sino recursos atentos al eje mismo del sentido ofrecido por el autor. Son muy buenos los cortes de verso -algo que, siento decirlo, no abunda demasiado en nuestra poesía nacional, donde importan más los lobbies que el verdadero talento de los autores- así como la general destreza para hacer que las palabras lleguen a esas fronteras que, aparentemente, no pueden ser frecuentadas por el lenguaje, porque fuera de la poesía, ninguno de sus poderes parece ser suficiente siquiera para acercarse. En resumen, acceder a tu poesía, para un lector del género como yo, es siempre ocasión de festejo. No se da a menudo algo semejante y entonces comprenderás la alegría que siento al haber tenido la generosa oportunidad de leer CUENTAME UN CUENTO. Tu trabajo es genuino y sincero; tenés mucho para decir y ya sabés hace tiempo cómo hacerlo: te felicito por tu libro y te vuelvo a agradecer la oportunidad de su lectura.
Será para mí un placer seguir leyéndote, logro tras logro, que los va a tener siempre y muchos.
Luis Benítez
__________
He recibido con alegría tu libro "Cuéntame un cuento", envío que te agradezco sinceramente.
Lo he leído y releído con goce estético pero también con profundo dolor por su tema. Comulgamos absolutamente en el sentimiento por hechos reales horrorosos como los que trata tu poema. Al extremo de que mientras lo leía pensaba "esto lo he escrito yo". Esa sagrada palabra, "amor", que golpea y golpea a lo largo del texto, como el martillazo sobre el yunque de un "herrero armonioso", como el acorde repetido en una maravillosa sinfonía. ¿Alguna vez el hombre reparará en esa palabra y la consagrará? A propósito de la comunión de que te hablaba al principio, te adjunto, en retribución por tu envío, mi poema "Seguir viviendo" donde por ahí dice "si los hombres por fin se han dado cuenta". Y también te envío un poema que escribí hace muchos años, 1956, que no publiqué nunca, a raíz de otra infamia en otro pueblo por otros agresores. La historia continúa.
Gracias, Elsa. Tu libro es estupendo.

Osmar Luis Bondoni
__________


Elsa Copati- Buenos Aires-1943. Ha publicado: Poemas: Fugacidad del sol, Motivo para el junco y Poética de los escombros. Cuentos: Elige tu nombre, Travesías y Cuando uno es otro.
En 1992 y 1993 recibió los primeros premios en los géneros cuento y poesía convocados por "Gente de Letras".
Es autora de cinco obras de teatro. Otra pieza, El pacto, recibió el primer premio en concurso convocado por la Casa de Cultura de Versalles, en 2002.
En 2004 recibió mención por el cuento Versiones sobre Margot (concurso convocado por Baires Popular.
En 2009 publicó Andantes.
Seleccionada por el poeta Luis Benítez para su artículo "Poesía escrita por mujeres", revista Lea, año 4, nº 31.
Incluida en el Breve diccionario biográfico de autores argentinos, prologado por Silvana Castro y Pedro Orgambide.


3 comentarios:

Maria Helena Ribeiro dijo...

Visitei seu blog, adorei o que escreveu. Adoro poemas. Voltarei.

Parabéns

Beijinhos

RICARDO MIÑANA dijo...

Hola Cristina muy bonito el texto
es un placer pasar por tu blog.
que tengas una feliz semana.

Adriana dijo...

Elsa, tu poema es estremecedor como la guerra y la brutalidad que denuncia, y refleja el deseo de todos los que necesitan volver a la magia para poder serenar su corazón, mortificado por la crueldad de los tiempos que nos toca vivir. Un abrazo. Adriana Maggio